Tadaima

La obra de Reiko Yoshida I: Tamako Love Story

Reiko Yoshida tiene una carrera muy prolífica como guionista. Ha trabajado en cosas tan diversas como Dragon Ball Z, Digimon Adventure, D.Gray-man y Girls und Panzer, pero en los últimos años ha empezado a ser reconocida también por su participación en películas de anime al lado de directores visionarios como Masaaki Yuasa en su más reciente película, Ride your Wave, que pronto se estrenará en nuestro país. Precisamente por este próximo estreno, en Tadaima decidimos hacer un recuento de algunos de los trabajos de Reiko Yoshida, para conocer más sobre su trayectoria. En esta ocasión, el turno es de la película Tamako Love Story, de la directora Naoko Yamada.

Vale la pena tener en cuenta que esta no es la primera colaboración entre ambas creadoras. En realidad, Yoshida y Yamada ya habían hecho mancuerna desde K-ON! y también en Tamako Market. En ese sentido, es natural que continuaran trabajando juntas en la película que dio cierre a la historia de Tamako, pero creo que hay elementos para pensar que es en ésta donde su colaboración cristalizó en un fruto extraordinario.

Tanto K-ON! como Tamako Market habían sido historias tipo slice-of-life, sin un argumento más complejo que la cotidianidad de la amistad. Pero es en Tamako Love Story donde ambas toman a los personajes y les proponen un giro que cambie las cosas de verdad. Pero, además, la película se escribió pensando en espectadores que no necesariamente están familiarizados con la serie.

Tamako Love Story: una vida en cambio paulatino

Una breve escena de introducción basta para entender el contexto general: un barrio comercial tradicional de Japón, donde una chica, Tamako, y un chico, Mochizō, han crecido juntos. Él está enamorado de ella desde siempre y ella jamás se ha dado cuenta de nada.

Tamako Love Story

Yoshida conoce bien a sus personajes y sabe que la única forma de mover las cosas en alguna dirección es poner ante ellos un obstáculo insalvable. En este caso es el tiempo. Tamako y los demás se acercan a esa edad en la que hay que tomar decisiones que podrían tener implicaciones para el resto de la vida. A Mochizō le gusta el cine y quiere estudiar en una escuela de Artes Visuales en Tokio. Tamako, en cambio, ambiciona seguir con su vida en la tienda de mochi de su familia.

De una manera muy sutil, pero muy clara, la mancuerna Yoshida-Yamada hace transitar a su protagonista de un suave statu quo, a la angustia que viene cuando uno se da cuenta de que el futuro trae, necesariamente, cambios.

Tamako Love Story

Lo más interesante, quizá, es que ese descubrimiento se va dando paulatinamente. Cuando Mochizō le confiesa que está enamorado de ella y que planea irse a Tokio a estudiar, Tamako siente un tremendo shock que poco a poco se va convirtiendo en insight: comienza a notar que todo el mundo que ella daba por sentado, en realidad está compuesto de una interminable serie de momentos cotidianos que se han ido transformando.

Empieza a ver, por ejemplo, las relaciones familiares y románticas que hay entre sus vecinos. La película no es explícita al respecto, pero transmite perfectamente la idea de que el tiempo no ha sido estático, como Tamako parece haber creído, sino que las transformaciones han ido ocurriendo tan lentamente, que fueron por completo naturales. Así, es obvio que ella también experimente cambios, aunque a simple vista parezca la misma.

Tamako Love Story

Si en un primer momento la carga de la historia parece recaer en Mochizō, esto sólo es una estratagema para después reposar la historia en Tamako. Darse cuenta de que, lo quiera o no, su mundo se está transformando es el primer paso para que ella acepte sus propios sentimientos. Pero, repito, este proceso ocurre poco a poco, con breves y bien elaboradas conversaciones con sus amigas y la gente del barrio. Con momentos que atestigua y con recuerdos de otras épocas que no vivió, pero de igual forma la constituyen.

Tamako Love Story

Con Tamako, Reiko Yoshida demuestra su amplia experiencia escribiendo personajes y Naoko Yamada pone su talento para dar imagen a este proceso. Y, con ello, crean una historia completa, redonda, que se sostiene por sí misma, aun siendo el capítulo final de una serie.

¿Qué otro trabajo de Reiko Yoshida te gustaría que comentáramos?

¡Deja tu comentario!

freudchicken

Editor en Tadaima. Especialista en Estudios sobre Japón. Psicoterapia psicoanalítica. Entusiasta de las historias y sus lenguajes.

1 Comentario

¡Siguénos!

¡No te pierdas nada y siguienos en nuestras redes!

Gridlove