Tadaima

Reseña: Demon Slayer: Kimetsu no Yaiba – Mugen Train

La esperadísima película de Demon Slayer: Kimetsu no Yaiba – Mugen Train es todo lo que promete y más. Pletórica de acción, pero también de momentos dulces y divertidos; las dos horas que dura transcurren en un viaje de emociones del que nadie sale ileso. En una época tan compleja como ésta, no es de extrañar que su mensaje sea como una luz de esperanza en la oscuridad de la noche.

La historia continúa donde nos dejó la serie hace casi dos años: Tanjiro, Nezuko, Zenitsu e Inosuke se encaminan a abordar un tren para ponerse a las órdenes de Kyojuro Rengoku, el Pilar de las Llamas. Tanjiro busca respuestas sobre la misteriosa técnica de la Danza Sagrada del Dios del Fuego, que despertó en él durante su batalla con Rui.

Con esta premisa, Mugen Train toca varios temas que también estuvieron presentes en la serie original, como el amor fraterno de Tanjiro y Nezuko, la amistad y el valor. Pero quizá en esta cinta se subraya un poco algo más: el deber.

Demon Slayer: Mugen Train

En este mundo, los demonios se entregan a una vorágine de sangre y violencia indiscriminada amparados por su inmortalidad. Aunque todos fueron humanos alguna vez (y algunos lo recuerdan dolorosamente), otros sencillamente se han entregado al aspecto más pútrido de nuestra especie. Es decir, se entregaron al vicio y al desorden por puro placer individual.

Rengoku representa el otro lado, el del deber. Pese a su estrambótica personalidad, su sentido de la justicia y del honor destaca por sobre todas las cosas y se convierte de inmediato en un modelo a seguir. Porque el deber es algo que, aunque puede pervertirse, en su origen tiene un propósito comunitario; es lo que sostiene el delicado equilibrio de una sociedad por naturaleza desigual.

Desde luego, Mugen Train no escatima ningún recurso para envolvernos en este relato y conmovernos. La música, provista por la célebre Yuki Kajiura (Puella Magi Madoka Magica, Fate/stay night: Heaven’s Feel) acompaña la historia de manera espectacular. Y el conmovedor tema de LiSA, Homura, que sirve para cerrar la cinta, nos lleva con su poderosa voz a mirar al futuro incierto con esperanza.

Demon Slayer: Kimetsu no Yaiba – Mugen Train se estrenará el 22 de abril gracias a Konnichiwa Festival. Checa qué cadenas y países estrenarán la cinta en Latinoamérica siguiendo este enlace.

freudchicken

Editor en Tadaima. Especialista en Estudios sobre Japón. Entusiasta de las historias y sus lenguajes.

DEJA TU COMENTARIO! :D

¡Siguénos!

¡No te pierdas nada y siguienos en nuestras redes!

¡SUSCRÍBETE!

 

ENVIAR