Tadaima

Opinión | Saekano y el misterioso encanto de Megumi Katō

Me gustaría mucho saber qué es lo que llevó a Tomoya Aki, principal protagonista de Saenai Heroine no Sodatekata (o Saekano), a hacer semejante aseveración. No es extraña en un personaje como él –otaku declarado y activo–, pero creo que esconde una experiencia que va más allá de su fascinación por lo animado. Y eso está muy relacionado con su coprotagonista, Megumi Katō.

Saekano es la historia de Tomoya: un otaku que, a partir de un “encuentro predestinado”, decide crear un juego de citas excepcional. Está basada en la novela ligera de Maruto Fumiaki que, a la fecha, lleva ocho volúmenes publicados. El anime forma parte de la alineación invernal de este año. Se trata, a simple vista, de una historia tipo harem: un chico, de popularidad insospechada, rodeado de chicas hermosas que van resolviéndole la vida en el tortuoso camino para desarrollar una novela visual.

Megumi: el discreto encanto

Para desarrollar su idea, Tomoya no tiene más talento que el de ser un blogger casi profesional. No sabe dibujar ni escribir argumentos. Todo lo que tiene para ofrecer, al menos en un primer momento, es una emoción disparada por un evento fortuito: un día de primavera, a lo alto de una colina, una hermosa chica perdió su boina al viento. Esa sola imagen que, de alguna manera, condensó sus sentimientos, sirvió de motor para Tomoya. Lo interesante es que la hermosa desconocida no es otra que Megumi Katō, compañera de clases de Tomoya desde el año anterior.

saekano

Tomoya no habría sabido jamás que Megumi era la protagonista de su sueño si ella misma no hubiera decidido agradecerle el gesto de devolverle la boina aquel día. A diferencia de él, que es una de las “celebridades” de la escuela, Megumi es descrita como una chica ordinaria cuyo súperpoder, por así decirlo, es el de pasar casi completamente desapercibida.

saekano
Por ejemplo, está sentada justo a su lado

Los siguientes dos episodios se enfocaron a la relación naciente entre Tomoya y Megumi: uno tratando de educarla para ser la protagonista de su sueño y ella dejándose conducir con una mezcla contradictoria de curiosidad, resistencia, entusiasmo y apatía. Tomoya la ve –así lo dijo– como un personaje inacabado, pero yo no podría estar en mayor desacuerdo. Megumi es una chica vivaz e inteligente, con un encanto que brota de alguna manera en sus ojos adormilados y su voz cansina.

saekano

Tomoya: el otaku incapaz de percibir sutilezas

Para Tomoya, que la chica de su fantasía se revelara inmediatamente como alguien cotidiano parece significar un verdadero conflicto. De lo contrario, no me explico por qué insistió tanto en negarle brillo a su experiencia real y busca tan afanosamente convertir a Megumi Katō en una heroína bidimensional. Ella lo permite y participa, claro está, pero no sin cierta crítica: sabe que Tomoya no la ve directamente; que, por alguna razón, necesita transformarla en otra cosa. Aquí, el título de esta historia nos da una clave: los caracteres 彼女 se traducirían habitualmente como novia, pero la lectura sugerida en katakana es heroína. La posición ambigua en que Tomoya la coloca desde el principio me pone a pensar en las posibilidades. Es claro que vio algo en ella en ese momento que llama predestinado. Es obvio que sigue redescubriéndolo con cada experiencia que comparte. Por otro lado, es evidente que ella misma está asombrada con las reacciones que es capaz de causarle y ese es, quizá, uno de los elementos que motivan su curiosidad. Se trata, probablemente, de algo que Megumi tampoco sabe de sí misma.

Y es algo que, al menos de momento, ninguno de los dos es capaz de nombrar. Yo lo llamaría naturalidad.

freudchicken

Editor en Tadaima. Especialista en Estudios sobre Japón. Psicoterapia psicoanalítica. Entusiasta de las historias y sus lenguajes.

2 comentarios

  • Totalmento de acuerdo con el articulo, megumi kato tiene un encanto muy particular que se sale del esterotipo de chica kawai, chica tsundere por citar algunos ejemplos y eso es lo que precisamente la hace genial; por otro lado es cierto que un principio tomoya se siente “desilusionado” por conocer a la verdadera kato, esta chica muy tranquila, sin aires de protagonista o ser el centro de atencion y no es para menos poco a poco se va rodeando de otras mujeres que resultan ser las clasicas mujeres dentro de cualquier serie que son muy lindas y todo lo pueden. el punto dentro de todo esto yo creo va mas alla de algo tan simple como el aspecto fisico, a lo largo de la serie tomoya se va dando cuenta que quien siempre esta ahi para apoyarlo y darle una mano es kato y de que la belleza interior que esconde ella supera en creces a las demas, sin contar el cariño que le va tomando a ella.
    simplemente una historia muy bonita de ver, aun con la tipica trama harem ya bastante usada.

¡Siguénos!

¡No te pierdas nada y siguienos en nuestras redes!

Gridlove