Tadaima

Reseña | Inesperado: más panfleto que película

Inesperado (Unplanned), es la historia de Abby Johnson, una exdirectora de una clínica de Planned Parenthood que decide convertirse en activista ‘provida’ al atestiguar un aborto en el ultrasonido. La cinta pretende mostrarnos el proceso de cambio de su protagonista al tiempo que promueve una agenda política abiertamente antiabortista. Sin embargo, aun dejando de lado el aspecto ideológico que conlleva, la cinta fracasa en su intento de presentarnos a Abby como un personaje con quien la audiencia pueda sentirse de verdad identificada.

Abby Johnson, una protagonista sin convicciones

Y no es que la historia de Abby esté desprovista de elementos interesantes. Como la propia Abby afirma, su historia no es unívoca: pasó de un matrimonio fallido y dos abortos a ser la directora más joven de la historia de Planned Parenthood, para luego transformarse en su más feroz opositora. Trazada así, su relato se antoja emocionante y prometedor; con una protagonista marcada tanto por el fracaso como por el éxito. Pero en vez de eso, lo que la cinta nos ofrece el retrato de un personaje que parece más un objeto de los vaivenes del destino que un ser humano que aprehende sus convicciones.

Además de Abby, el relato se completa con los personajes de Shawn y Cheryl, que representan los extremos de la discusión. Shawn es un activista antiaborto que acostumbra apostarse en la cerca de la clínica de Abby para orar. Cheryl, por su parte, con una imagen que recuerda a Cruella de Vil, es la despiadada directora de Planned Parenthood que apoya a Abby en su ascenso para luego mostrar que su único interés real es económico. Ninguno de ellos tiene un desarrollo real, más allá de representar a sus respectivas ideologías.

Pero quizá el principal problema de la película es que no es una historia, sino un panfleto. No oculta de ninguna manera su intención de promover ideas antiaborto y eso pesa enormemente en contra de sus personajes. Su intención no es la de explorar los aspectos polémicos de un tema tan delicado como este, sino posicionarse como el bando que está en ‘lo correcto’ de la discusión.

Los elementos, sin embargo, están ahí: aunque lo hace superficialmente, la cinta sí retrata la soledad y violencia que viven las mujeres que se ven enfrentadas a esa decisión, pero en vez de ofrecer espacio para entender y debatir la problemática, termina por convertir el asunto en un esquema de buenos y malos. Y los malos, curiosamente, no terminan siendo quienes promueven la agenda pro-elección sino, específicamente, Planned Parenthood. Así que una interpretación que podría dársele es más bien de corte socioeconómico: el problema es el sistema, que lucra con la tragedia.

Así, veo muy difícil que Inesperado consiga añadir adeptos a su causa, pues no busca tanto entender a sus oponentes como exhibirse a sí misma como el bando de los buenos. Lisonjera para quienes no necesita convencer, arrogante para sus opositores.

Inesperado es protagonizada por Ashley Bratcher, dirigida por Cary Solomon y Chuck Konzelman. El actor mexicano Eduardo Verástegui aparece acreditado como productor ejecutivo. Se estrenará en nuestro país el viernes 25 de octubre.

freudchicken

Editor en Tadaima. Especialista en Estudios sobre Japón. Psicoterapia psicoanalítica. Entusiasta de las historias y sus lenguajes.

¿Qué Opinas?

¡Siguénos!

¡No te pierdas nada y siguienos en nuestras redes!

Gridlove