Tadaima

Reseña | Sonic, The Hedgehog: mejor de lo que nadie esperaba

Cuando salió el primer trailer de Sonic, The Hedgehog, los fans y el Internet en general se mofaron del aspecto grotesco del querido personaje de SEGA. Los productores escucharon y le hicieron un rediseño total. Si fue una estrategia de marketing o un doble gasto en animación no lo sabremos, pero el resultado es que la película de Sonic, ya es una de las mejores adaptaciones de un videojuego a la pantalla grande.

Sonic Hedgehog
Antes y después de los filtros de Instagram.

Menos espectacular que Detective Pikachu, pero más amigable para toda la familia, Sonic es una película que puede llegar a agradar a cualquier público. Chicos y grandes.

Sonic, The Hedgehog sigue la aventura de Sonic, un ser que puede correr a velocidades super sónicas y que termina viviendo en la Tierra en Green Hills, un pequeño pueblo de Estados Unidos. La vida de Sonic es buena, pero él los que más desea es tener amigos. Todos los días va al pueblo en el que conoce a todos pero nadie lo conoce a él. Un día, sin querer, en un arranque de enojo, Sonic pierde el control y lanza un pulso electromagnético llamando la atención del Departamento de Defensa de los Estados Unidos y del despiadado científico Dr. Robotnik.

El Dr. Robotnik comienza a unir las piezas y descubre a Sonic, quien se esconde dentro de la casa del Sheriff del pueblo, Tom Wachowski. Después de un altercado en el cuál Sonic pierde su bolsa de anillos comenzará una aventura en la que Sonic y Tom tendrán que llegar a San Francisco para recuperar dicha bolsa y poder escapar del Dr. Robotnik.

Obviamente la película es sencilla y cae en los tropos de la típica historia de “Viaje de amigos” y la “Pareja Dispareja”, pero es encantadora y bastante entretenida. Esto la ha hecho una de las cintas de videojuegos con mejor recepción y taquilla a nivel mundial.

¿Ya la viste? ¿Qué te pareció?

DEJA TU COMENTARIO! :D

¡Siguénos!

¡No te pierdas nada y siguienos en nuestras redes!

¡SUSCRÍBETE!

 

ENVIAR