Tadaima

Crítica | ENTER THE ANIME

El documental ENTER THE ANIME de Alex Burunova se estrenó en Netflix el día de hoy tratando, sin éxito, de responder la pregunta ¿qué es el anime?

No es una pregunta impertinente, en realidad. Con la introducción de nuevos métodos de trabajo que rompen por completo con formas tradicionales, el ingreso de nuevos talentos con inspiración y experiencia que poco tiene que ver con la de sus superiores y un largo etcétera de razones, no está de más intentar definir qué es el anime en esta época. Pero Burunova, que tiene la honradez de reconocer que el documental fue un encargo de Netflix, poco hace para responder a esta cuestión.

Y es que, en realidad, Burunova parte del lugar equivocado. La imagen que tiene de Japón es la de los orientalistas de la primera mitad del siglo XX: ese lugar místico regido por el matrimonio que hay entre una tradición milenaria con la modernidad occidental, dando a luz a hijos excéntricos que no tienen cabida en ningún lado. La palabra “loco” acude constantemente a su discurso, como quien representa el papel de una antropóloga novata que no entiende, pero quiere entender un mundo que existe sólo para ciertos iniciados.

De Los Angeles a Tokio

Su viaje comienza en Los Angeles y termina en Tokio, transitando (comprensible, pero tendenciosamente), por series que Netflix produce y considera como anime: desde Castlevania, de Adi Shankar, a la serie realizada en stop motion, Rilakkuma and Kaoru. Esta visión, necesariamente parcial y constreñida, limita también los alcances de Burunova en su búsqueda por convertirse en una “experta en anime”. De hecho, la entrevista con Adi Shankar subraya más que todas las que le siguen la noción de que el anime es un producto que sólo es atractivo para un grupo específico de personas que no encajan del todo en la sociedad, pero que, por eso mismo, son especiales.

Como si intuyera que esta posición no es suficiente, Burunova viaja a Tokio para encontrarse con personalidades como LeSean Thomas (Cannon Busters), Kozo Morishita (presidente de Toei Animation), Rarecho (Aggretusko) y Yoko Takahashi (intérprete de Zankoku na Tenshi no Thesis, tema de Evangelion). Sin embargo, de esos encuentros Burunova extrae la contradictoria conclusión de que entre más conoce menos entiende y que, por lo tanto, existe un código secreto que es necesario descifrar.

presidente de Toei Animation
El “discurso Shonen Jump”: un concepto básico que pasa por alto

Teniendo en cuenta que sus fuentes se limitan a las series de Netflix, se extraña la ausencia de nombres como el de Taichi Ishidate (Violet Evergarden), Masaaki Yuasa (DEVILMAN crybaby) o Hideaki Anno (Neon Genesis Evangelion), cuyas perspectivas habrían resultado muy ilustrativas.

Un pobre argumento

Sin respuestas sustanciales, su recorrido con los creadores de series como Kengan Ashura, 7SEEDS o B The Beginning ofrece algunos detalles interesantes de esos títulos en particular, pero no contribuyen a responder su pregunta de origen ni a explicar la relación entre esta “excéntrica” subcultura con su idea de la sociedad japonesa. El argumento se pierde en detalles frívolos que hacen flaco favor a la intención que, supongo, subyace en este documental: el de vender el atractivo de las series de anime de Netflix. Su conclusión, cursi y superflua, es que lo que hace a esta cultura única es la de invitar a “ser parte de algo más que uno mismo” y remata: hecho por inadaptados, para otros inadaptados.

Rarecho

El documental difícilmente servirá como introducción para una persona interesada en este mundo. Su insistencia en que se trata de un mundo raro obvia por completo las tradiciones narrativas, visuales y mediáticas de las que se nutre y no consigue asombrar a nadie con su introducción a las series que ofrece la plataforma que lo financió.

ENTER THE ANIME dura poco menos de una hora y está disponible desde el 5 de agosto en Netflix.

freudchicken

Editor en Tadaima. Especialista en Estudios sobre Japón. Psicoterapia psicoanalítica. Entusiasta de las historias y sus lenguajes.

¿Qué Opinas?

¡Siguénos!

¡No te pierdas nada y siguienos en nuestras redes!

Gridlove